COMUNICADO DEL PARTIDO FEMINISTA DE ESPAÑA SOBRE LA INVITACIÓN DE ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO A UN ENCUENTRO CON LAS FEMINISTAS “HISTÓRICAS”

La Comisión Política del Partido Feminista de España quiere

MANIFESTAR: su absoluto rechazo a los términos en que el Presidente del Partido Popular ha convocado a las que denomina “feministas históricas o clásicas”. Esos términos son inapropiados para definir el que constituye el más antiguo de los movimientos que reclaman derechos sociales y políticos.

Feminismo, señor Feijóo, no hay más que uno. El que lucha por la igualdad entre todos los seres humanos, por la abolición de las numerosas servidumbres y esclavitudes que todavía pesan sobre las mujeres. El que exige que se acabe con la masacre machista que asesina a decenas de mujeres cada año, y con las violaciones, el maltrato y el acoso sexual que sufren por parte de los hombres que las consideran objetos de su propiedad. El que reclama acabar con las represiones que impiden a las mujeres ocupar el lugar que les pertenece en el ejercicio de su trabajo, la percepción de un salario digno por un puesto adecuado, la promoción profesional y la participación en los puestos de decisión políticos y privados.

Por ello, negamos que se pueda dividir el Movimiento Feminista entre las “históricas” y “clásicas” y las demás, que no sabemos quiénes son, a menos que se considere que las representantes institucionales del Ministerio de Igualdad pertenecen al feminismo, lo que es falso. La política que está llevando a cabo la ministra Irene Montero y sus ayudantes no tiene nada de feminista. Se inserta en la corriente posmoderna queer que se ha convertido en el enemigo declarado del feminismo.

A la vez, queremos recordar que el señor Alberto Núñez Feijóo es el presidente de un partido, el Partido Popular, heredero de Alianza Popular, que se ha opuesto rotunda y hostilmente a todas las demandas de las mujeres desde la Transición. El papel que ha jugado el PP rechazando continuamente la legalización del divorcio, del aborto, del matrimonio homosexual, forma parte de su trayectoria. En este momento el Tribunal Constitucional todavía tiene que pronunciarse, después de 12 años, sobre el recurso presentado por ese partido contra la Ley de aborto de 2010, que el PP sigue manteniendo.

Lo que constituye una absoluta hipocresía, ya que después de la oposición feroz que ese partido mostró contra el divorcio, sus dirigentes y afiliados lo han utilizado siempre que les ha convenido, así como el matrimonio homosexual. Después de organizar y participar en grandes manifestaciones lideradas por la Iglesia Católica, Javier Maroto, portavoz del PP en el Congreso, se casó con otro señor, y ofició la ceremonia Alberto Ruíz Gallardón, entonces alcalde de Madrid.    

Es necesario también recalcar que el señor Fejóo no tiene ningún cargo institucional que pudiera significar un apoyo a las demandas feministas, ya que no es diputado en el Congreso y por tanto, tampoco jefe de la oposición ni portavoz de su partido. De tal modo esa reunión es completamente baldía.

En consecuencia, la Comisión Política del Partido Feminista de España no se prestará a esa pantomima del encuentro de las “feministas históricas y clásicas” con el Presidente del Partido Popular, representante de la más retrógrada ideología y acción política contra el Movimiento Feminista –cuyo propósito evidenciamos como el deseo de mostrarse cercano al feminismo en vista de las próximas elecciones- y que en realidad pretende hacer retroceder un siglo los derechos de la mujer, tan duramente conquistados.

Madrid, 14 de septiembre 2022
Lidia Falcón O’Neill, Presidenta del Partido Feminista, en nombre de la Comisión Política

Deja un comentario

Please accept [renew_consent]%cookie_types[/renew_consent] cookies to watch this video.