COMUNICADO DEL PARTIDO FEMINISTA DE ESPAÑA SOBRE LA CRISIS DE GOBIERNO Y EL CESE DE LA VICEPRESIDENTA CARMEN CALVO

La Comisión Política del Partido Feminista de España tiene que:

MANIFESTAR su absoluto rechazo a las medidas adoptadas por el Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en la crisis de gobierno que ha provocado él mismo.

La supuesta crisis no es más que el encubrimiento del pacto que Sánchez ha establecido con Unidas Podemos para mantener el gobierno. El conflicto evidente se ha producido durante dos años en la coalición con motivo del empeño de la Ministra de Igualdad, Irene Montero, de aprobar las leyes LGTBIQ y Trans que han sido rechazadas unánimemente por el Movimiento Feminista, por el ataque directo que suponen a la mujer y a los menores. Proyecto que no fue atajado por el PSOE rápida y contundentemente como hubiera sido preciso. El propósito de mantener el gobierno con los votos de Unidas Podemos ha inducido a Sánchez a mantener a la Sra. Montero en el cargo y a permitir que se fueran presentando proyectos sucesivos sobre el mismo tema, que han parasitado perversamente la agenda feminista y el trabajo y la energía del MF.    

Durante este periodo de tiempo creímos que Carmen Calvo era la garante de que ese monstruoso proyecto no se realizara. Tanto las declaraciones, repetidas, de su desacuerdo con la “autodeterminación de género” y las dilaciones que sufría su debate, nos hicieron concebir la esperanza de que en el propósito del PSOE estaba ir alargando sine día los trámites hasta la finalización de la legislatura, astucia muy propia de ese partido.

El motivo por el qué finalmente el Presidente ha impuesto a Carmen Calvo su rendición, retirándola de las conversaciones que se desarrollaban entre ella e Irene Montero, que conocimos hace pocos días es algo que desconocemos, pero el asombro nos ganó cuando oímos a la Sra. Calvo en la entrevista que respondió en el programa de la Sexta Noche, el sábado 26 de junio pasado. En dicho programa sus declaraciones fueron las más falsarias de su carrera. Ella misma había firmado en junio de 2020 un Argumentario que llevaba también el nombre de José Luís Ábalos y muchos más afiliados, rebatiendo todos los argumentos de los trans, que se convertía en consigna de su partido.

Nada de aquello quedó en las declaraciones de Calvo y, lo que es peor, en los propósitos de este gobierno. Resulta absolutamente reprobable que la Sra. Calvo afirmara que la ley se presentaba para evitar las represiones y agresiones que sufre el colectivo LGTBI, ya que es falso. Todas las personas están protegidas por nuestra Constitución y normas vigentes, y desde 2007 existe una ley estatal que determina las condiciones para cambiar el sexo registral. Estas declaraciones que retiraban los argumentos jurídicos y feministas que la vicepresidenta había argüido durante varios años para oponerse a la legalización de la “autodeterminación de género”, en diversas entrevistas en los medios de comunicación públicos y privados, nos dejó consternadas. Incluso afirmó que no tenía que procederse a ningún informe médico porque la homosexualidad no es una patología, lo que falsifica el verdadero propósito del nuevo proyecto de ley que es el de hacer desaparecer la categoría mujer de nuestro ordenamiento jurídico.

El mismo día de la entrevista, 26 de junio, se habían celebrado multitud de concentraciones contra semejante proyecto de Ley, que agruparon varios miles de participantes en más de 20 ciudades españolas, convocadas por 50 organizaciones del MF, en las que se encontraban personas y asociaciones que son afiliadas al PSOE o están en su órbita, a pesar de las múltiples amenazas y agresiones de todo tipo que tuvimos que soportar las feministas de esas «nuevas mujeres».

El resultado de esa traición de la Sra. Calvo era de esperar.  

El 29 de junio se firmaba, en el Consejo de Ministros, con la asistencia de la Vicepresidenta, el acuerdo a que se ha llegado entre el PSOE y Unidas Podemos por el que han aprobado tomar en consideración el proyecto de Ley Trans.

Esta era la condición para que los trans dejaran participar al PSOE en la celebración del Orgullo Gay, como si la calle fuera propiedad privada de ese lobby, y estar en esa fiesta fuese el objeto de deseo incontrolable del PSOE, y para mayor humillación en la marcha abuchearon y escupieron a las ministras socialistas, que sumisamente estaban sosteniendo la pancarta. ¡Qué vergüenza!

Lo más patético es que diez días después Carmen Calvo ha sido despedida. Sin honor. A pesar de haberse sometido a las exigencias del Presidente y aceptado renegar en público de todo lo que había defendido anteriormente, a pesar de haber firmado el proyecto de ley que decía rechazar, a pesar de haber sido sumisa y obediente a las órdenes superiores, la han despedido.

La pregunta que nos hacemos es, ¿cómo aceptarán las feministas socialistas este indigno cambio de postura de su líder más significada? ¿Qué piensa decir y hacer ahora ese MF que estuvo manifestándose el 26 de junio repitiendo entusiásticamente “¡Carmen, no estás sola!”? Y, ¿qué esperanzas tiene de que esa infame ley no acabe aprobándose? ¿O también el MF aceptará el cambio utilizando estúpidos argumentos en su defensa como hizo su líder antes de ser despedida?

Cuando el Presidente del Gobierno de Gran Bretaña, Chamberlaine, regresó de Berlín después de haber firmado el acuerdo con Hitler en el que le entregaba una parte de Checoeslovaquia, Churchill proclamó, “tenía que escoger entre la guerra o el deshonor. Ha escogido el deshonor y ahora tendrá la guerra”.

Carmen Calvo tenía que escoger entre su Vicepresidencia o el deshonor. Escogió el deshonor y ahora ha perdido la Vicepresidencia.

Y todas las que la apoyen o la disculpen seguirán su camino. Porque después de aceptar sumisamente esta claudicación tendrán la ley de “autodeterminación de género” y sumaremos la más cobarde derrota que ha sufrido el Feminismo en un siglo.

Comisión Política del Partido Feminista de España
Madrid, 10 de julio 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *