MANIFIESTO PARA SU LECTURA DURANTE LA CONCENTRACIÓN DEL 14D

En diciembre de 2019, Lidia Falcón, Presidenta del Partido feminista de España, firmó el manifiesto que el partido elaboró para mostrar su desacuerdo con la Ley Trans que el gobierno de España pretende aprobar, a propuesta de Unidas Podemos. En dicho manifiesto, se exponía el daño que dicha Ley causa sobre la infancia, a través de los bloqueadores de la pubertad, hormonas y medicamentos complementarios que deben seguir de por vida.

En enero del 2020, Mar Cambrollé, Presidenta de la Federación de Plataformas Trans, residente en Sevilla, se traslada a Barcelona para interponer una denuncia en los juzgados de la ciudad condal. ¿Por qué tan largo viaje? La dirigente de dicha Federación sabía que el Parlamento de Cataluña aprobó una ley anti Terf, por lo que la denunciante se aseguraba el apoyo de la Generalitat de Cataluña.

En febrero de 2020 IU expulsa de su seno al Partido Feminista por manifestarse contrario a la Ley Trans, sin haber mantenido entre la militancia un debate sobre dicha Ley, es más, sin ser conocida por la mayoría de las personas asistentes a la Asamblea que decide la expulsión.

En junio del mismo año, el Diario Público comunica a Lidia Falcón que no podrá seguir escribiendo sus habituales artículos, como venía haciendo durante quince años. Motivos: los diversos artículos sobre la ley Trans, aunque la excusa fue otra.

En noviembre, Twitter suspende la cuenta del Partido Feminista; días más tarde suspende la cuenta secundaria y, finalmente, la cuenta privada de Lidia es bloqueada.

La libertad de expresión es un derecho fundamental, reconocido en el artículo 19 de la Declaración de Derechos humanos de 1948 y en el artículo 20 de la Constitución Española. Dichos derechos se están poniendo en cuestión con la denuncia interpuesta por la Federación de Plataformas Trans, y el trámite seguido desde el juzgado catalán al de Madrid.

No es un secreto que Lidia falcón ha mostrado en intervenciones públicas y en artículos su rechazo al independentismo catalán, por lo que no es extraño que el proceso “Kafkiano”, abierto a la Presidenta del Partido Feminista sea un juicio político.

Hoy, nos encontramos ante la fiscalía de nuestra ciudad para mostrar nuestro rechazo a lo que consideramos un ataque a la Libertad de Expresión, reconocido en el artículo 19 de la Declaración de Derechos humanos, de 1948 y en el artículo 20 de la Constitución Española vigente desde 1978.

Lo que suceda hoy en la fiscalía de Madrid determinará el futuro de las mujeres y la lucha feminista que durante dos siglos venimos manteniendo para conseguir los derechos adquiridos, que hoy están siendo puestos en cuestión por la Ley Trans que el gobierno ansía aprobar, ya que pretende borrar las categorías biológicas Hombre-Mujer.

Esto más que una persecución a la presidenta del Partido Feminista es la persecución a las feministas, a su lucha por los derechos adquiridos, es además el desprecio a la lucha que las mujeres hemos mantenido durante dos siglos por nuestra emancipación.

14 de diciembre de 2020 (lugar de la concentración)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies