COMUNICADO DEL PARTIDO FEMINISTA DE ESPAÑA, EN RESPUESTA AL COMUNICADO DE PRENSA EMITIDO POR IU SOBRE LA EXPULSIÓN DEL PFE DE IZQUIERDA UNIDA – Partido Feminista de España

Estamos enormemente disgustadas y heridas ante el comportamiento que está siguiendo la dirección de IU con respecto al Partido Feminista. No sólo publicó en twitter la votación de la Asamblea PyS del 22 de febrero pasado una hora después de producirse, sin que se haya redactado y aprobado el Acta preceptiva, y cuando aún queda recurrir a la Comisión de Garantías, según lo preceptuado en los Estatutos, sino que inmediatamente ha emitido un comunicado de prensa plagado de tergiversaciones y falsedades.

Lo cierto es que NUNCA  nos han dado la resolución de IU en la que según dicen se aprobó apoyar la Ley de Transexualidad. Porque no existe, aunque estén repitiendo que se  debatió en IU y se aprobó. Solamente siguen los deseos e indicaciones de un colectivo trans y LBGTI que se llama ALEAS y que es ahora el que dirige la política feminista de la organización.

Cuando IU dice que la expulsión se decidió después del debate en 4 órganos de la formación, omite explicar cómo fueron esos debates. Para la primera cita en la Colegiada me avisaron el día antes, como si yo tuviera que obedecer órdenes como en el Ejército  y no tuviera nada más que hacer. Como no pude ir celebraron la reunión ÚNICAMENTE con la representante de ALEAS.

A continuación, convocaron una Coordinadora y aportaron las acusaciones de ALEAS por escrito 24 horas antes de celebrarla. Cuando nosotras llevamos un escrito contestando no nos dejaron repartirlo. Y en esa Coordinadora cambiaron repentinamente el orden del día para votar abrirnos expediente. Cuando recurrí, alegando los Estatutos, volvieron a convocar otra Colegiada, y allí, los máximos dirigentes que estaban presentes me aseguraron que un expediente contradictorio no significa la expulsión.

Y después, en el orden del día de la Asamblea PyS del 22 de febrero solo hablaban de expediente. Enviamos un largo escrito explicando nuestra postura que no se distribuyó a los asistentes, y a nosotras nos dieron el pliego de cargos cuando estábamos sentadas ya en la sala. Y cinco minutos para defendernos.

Cuando pregunté a las asistentes si habían leído la Ley Trans, de 56 personas que estaban allí solo 4 levantaron la mano. Y sin embargo votaron nuestra expulsión. Sin conocer el redactado de la ley que elimina la existencia de las mujeres.

Es muy irritante para mí que aleguen que “Izquierda Unida es una organización política que viene de una tradición de defensa de los derechos y las libertades” como si el Partido Feminista y yo misma no estuviéramos en esa defensa desde toda la vida. Si IU viene de una tradición, lo cierto es que ahora ya no está en la defensa del feminismo.

Desde que se disuelve el Área Federal de la Mujer de IU, ante la limitación de competencias y funciones aprobadas en la última Asamblea Federal, como explicaron las dirigentes en noviembre de 2018, la dirección federal de IU quería deshacerse de la otra organización feminista que contenía la coalición: el Partido Feminista.

En este expediente IU ha realizado una CAUSA GENERAL contra el PFE, alegando incluso que nos manifestamos en contra de convocar huelga general el 8 de marzo de 2018, porque al parecer el Partido Feminista no puede emitir su opinión acerca de la celebración del 8 de marzo, como si estuviéramos sometidas a los dictados de IU sin personalidad propia. Lo que aceptamos en el convenio de adhesión, firmado por Cayo Lara, es que se trata de hacer avanzar el feminismo en IU y en toda la sociedad, y de darnos toda clase de facilidades para ello.

De la misma manera consideramos una calumnia que se nos acuse de transfobia y LGTBfobia, cuando yo misma, antes de que nacieran los que ahora dirigen IU estaba ya defendiendo a homosexuales, lesbianas y transexuales, con bastante riesgo para mi libertad e integridad física.

Ese texto de IU  diciendo “ ya que su beligerancia hacia las personas trans” es una falsedad y una infamia. Nosotras no hemos tenido nunca ni tenemos beligerancia alguna contra las personas trans. Nuestros comunicados y artículos han sido un análisis de las leyes de LGTB y Trans que Unidas Podemos pretenden aprobar en el Parlamento. Y que, como reconocieron en la Asamblea PyS, NO HAN LEÍDO.

La dirección de IU está dispuesta a deshacerse del Partido Feminista para cumplir los deseos del lobby trans, una de cuyas dirigentes, Mar Cambrollé, brindaba por nuestra expulsión afirmando que se procedía a “una limpieza higiénica” de IU. Exactamente como hacían las leyes nazis contra los judíos, los comunistas y los homosexuales ¡por cierto!

IU, en los últimos años está llevando una política de expulsiones y exclusiones que la han mutilado. Primero expulsó a miles de militantes de Izquierda Unida Madrid, alegando que los desfederaba, entre los que estaban veteranas y heroicas militantes como Marisa Castro, expulsiones a las que por cierto colaboró Cayo Lara, para que a continuación Alberto Garzón se desprendiera de él, porque como decía Brecht “luego fueron a por mí y entonces no había nadie que me defendiera”.

Y después Marina Albiol y Javier Couso, que se habían batido bravamente en el Parlamento Europeo durante 5 años. En 2018 disuelven el Área de la Mujer, y hace unos meses dimite el Coordinador de Andalucía, Maíllo, después de su desafortunada alianza con Teresa Rodríguez en Adelante Andalucía, que también ha sido despedida.  Y culminan esta tarea de “limpieza higiénica” expulsando al Partido Feminista.

Cuando la organización se haya cortado los pies y las manos y sólo quede un trozo de cuerpo mutilado, estará tan contenta arrimada a Podemos y  apoyada por el lobby trans.

En definitiva, el Partido Feminista de España no va a aceptar la votación espúrea de la Asamblea PyS de IU del 22 de febrero, como tampoco la instrucción parcial del expediente con numerosas infracciones de los Estatutos, con la que pretenden expulsarnos. Recurriremos a la Comisión de Garantías, esperando que sea neutral y objetiva y en caso de no atender nuestra reclamación, acudiremos a los Tribunales. No cejaremos en nuestro empeño de que se reconozcan nuestros derechos y nuestra esforzada lucha por el feminismo, la igualdad y la República.

Y como siempre hemos dicho ¡EL FUTURO SERÁ FEMINISTA O NO SERÁ¡

Madrid, 25 de febrero 2020.