Quienes somos | Partido Feminista de España

Quienes somos

El Partido Feminista de España es un partido político marxista-feminista.

Fue constituido en Barcelona en mayo de 1979, y  legalizado el 8 de marzo de 1981. El I Congreso se celebró los días 2 y 3 de julio de 1983 donde se aprobaron las Tesis ideológicas y el programa que se publicaron en el libro «PARTIDO FEMINISTA. TESIS», de 224 páginas, fruto del trabajo teórico realizado por la «Organización Feminista Revolucionaria» (Organización para la constitución del PFE).

Las Tesis del Partido fueron el resultado de un largo trabajo de investigación, realizado desde 1975, al estudiar las causas materiales generadoras de la opresión de la mujer en todas las épocas y regímenes políticos. La cuestión a resolver era, ¿Cómo puede concebirse la opresión sin que exista explotación? A partir de ahí abordamos por primera vez el feminismo empleando como método el materialismo histórico, análisis que -paralelamente- otras feministas realizaban en sus respectivos países (Francia, Italia, Norteamérica), llegando a las mismas conclusiones: que la mujer es una clase social y económica, explotada por el hombre.

El II Congreso se celebró en Madrid, los días 25 y 26 de julio de 2015, donde se aprobó el informe político de la Presidenta, Lidia Falcón, el programa electoral, la constitución de la Comisión Política e Ideológica, la Comisión Ejecutiva y la Presidencia del mismo y la decisión de solicitar el ingreso en la coalición Izquierda Unida.

POR QUÉ NOS CONSTITUIMOS COMO PARTIDO

Porque un Partido es la fuerza organizada de una clase social.

  • Porque como clase explotada en lucha queremos acceder al poder.
  • Porque solamente accediendo al poder transformaremos la sociedad en beneficio de las clases más explotadas y oprimidas.
  • Porque solamente un partido fuerte, coherente, bien organizado, democrático, disciplinado y entusiasta hará posible las transformaciones de la clase que representa.
  • Porque la experiencia de la lucha de clases, que nosotras asumimos y aprovechamos en todo aquello que es experiencia contrastada, nos demuestra que sólo los partidos que responden a estas coordenadas han sido capaces de dirigir las transformaciones sociales.
  • Porque pretendemos participar en la política global de nuestro país, dando una alternativa concreta a cada momento y a cada problema, para lo que participaremos en las luchas del Movimiento Feminista, en las campañas electorales, en los organismos parlamentarios, en las asociaciones de masas, en las organizaciones sindicales, llevando nuestros principios y nuestra voz, en defensa de nuestros intereses como clase.
  • Porque se han concluido los tiempos en que las mujeres eran el «segundo sexo», las «locas», las «sufragistas», las «reformistas» o las «dulces compañeras de los hombres», que, humildemente unas veces y rabiosamente otras, «pedían» ventajas para su sexo.
  • Porque hoy ya no somos un sexo, ni un género, ni las esposas, ni las amantes de los hombres, ni las madres de nuestros hijos, ni seres humanos que piden ser iguales a los hombres. Hoy somos una clase en lucha.

EL FEMINISMO COMO OPCIÓN POLÍTICA

Considerar el feminismo como la opción política para la mujer implica dar una alternativa global a la sociedad, desde todos los aspectos en que se decide el destino político, económico, social y cultural de nuestro país, sin olvidar, como hacen el resto de formaciones políticas, los intereses de la mujer.

El feminismo no es, exclusivamente, un grupo de psicoterapia de apoyo, ni un club de amigas ni una asociación cultural ni una asociación que reivindica algunas demandas ni se identifica con un grupo de lesbianas, aunque puede incluir todo ello como aspectos de la lucha de una clase oprimida y explotada que tiene múltiples manifestaciones de su rebelión.

El feminismo al presentarse como opción política, convierte la lucha de la mujer en una lucha política, pasando a formar parte de la historia de la lucha de clases y de la historia de las revoluciones.

Es además, un ideario filosófico que plantea una transformación de los seres humanos para construir un mundo basado en la libertad, la igualdad, la solidaridad entre todas las clases sociales, los sexos, las razas, los pueblos.

Las tesis del Partido Feminista corresponden a esta alternativa.

DEFINICIÓN DE NUESTRO PARTIDO

Denominamos a nuestro Partido Marxista-Feminista, y a lo largo de nuestra futura trayectoria se acuñarán las señas de identidad que hoy son poco conocidas.

El Partido Feminista considera que la única forma de Estado que corresponde a un país democrático es la República, y en consecuencia, y dadas las diferencias nacionales entre las diversas autonomías de nuestro país, el PFE lucha por la implantación de una República Federal en España.

DEMOCRACIA FEMINISTA

El Partido Feminista de España lucha por el acceso al poder político, económico y social de las mujeres, que constituyen en nuestro país el 52% de la población total, y la implantación de una verdadera democracia feminista.

Nuestros propósitos: pluralismo partidista, libertades políticas, democracia para la mujer y las clases populares, están correctamente definidas en el término democracia feminista.

ANTIIMPERIALISTA

Consideramos inaceptable la Organización del Atlántico Norte que ha expandido su dominio militar en todo el planeta, provocando numerosos conflictos armados, la guerra en distintas naciones y la destrucción masiva de pueblos, ciudades y países.

Por ello en los próximos años dedicaremos parte de nuestras tareas a lograr la salida de España de la OTAN, la eliminación de las bases militares de Estados Unidos en nuestro territorio, la compra insensata de armamento que nos arruina, mientras en el país faltan recursos económicos para proteger a las mujeres apaleadas y recoger a los niños abandonados, para cuidar a los enfermos y a los ancianos sin recursos, para la educación, la sanidad, la cultura. Objetivos todos que deben primar absolutamente en los próximos años para el gobierno, y al que deben dedicarse todos los recursos que se invierten en militarizar nuestro país.

DEFENSA DE LOS INTERESES DE LAS MUJERES

Nuestro programa electoral inmediato tiene como propósito la defensa de los intereses de las mujeres, con la obtención de las reformas legales y estructurales de la sociedad a fin de liberarlas de los más graves problemas que sufren en la actualidad. Dado que, a pesar de los cambios políticos y legales de los últimos años, ninguna de las graves y urgentes deficiencias económicas y de seguridad y asistencia social para las mujeres han sido resueltas.

Nuestra política de alianzas será la que las condiciones del momento determinen, aunque ya podemos asegurar que no rechazaremos ninguna alianza que puede servir para nuestro triunfo siempre que ello no conlleve dejaciones de principios fundamentales. Consideramos que sería muy importante para el avance del feminismo en nuestro país conseguir afianzar  un «Frente Feminista» amplio, con un programa de reivindicaciones inmediatas común a todas las mujeres. Para ello haremos un llamamiento a todas las organizaciones feministas, a los colectivos de mujeres de los partidos políticos y de los sindicatos y a todas las mujeres interesadas en el proyecto, con el fin de alcanzar un acuerdo. Solamente la unión puede darnos la fuerza que precisamos. Entender esto y llevarlo a la práctica constituirá el primer síntoma de madurez política del feminismo español.