Manifiesto por el Centenario de la primera Manifestación Sufragista y Feminista de España

Centenario de la primera Manifestación Sufragista y Feminista de España

Hace un siglo, numerosas mujeres con Carmen de Burgos como presidenta encabezaron una manifestación feminista, llegando hasta las Cortes, donde entregaron bajo el nombre de Cruzada de Mujeres españolas, un documento al presidente para solicitar la renegociación del contrato sexual en un sentido auténticamente igualitario. Fue lo que según algunas de sus protagonistas denominaron “el primer acto público de las sufragistas españolas”.

Más de 800 firmas llegaron a respaldar esta petición. Hay que decir que a esta manifestación y a la entrega de octavillas con el manifiesto, se sumaron cientos de mujeres de todas las clases sociales que dedicaron este día a repartir panfletos por los barrios y calles madrileñas.

Hoy, cien años después, las feministas herederas de estas mujeres valientes, rendimos homenaje de la misma forma en que ellas tomaron las calles el 31 de mayo de 1921, haciendo pedagogía, difundiendo el feminismo y denunciando que el contrato sexual sigue vigente, tras más de tres siglos de lucha por la liberación de la mujer en el mundo.

A pesar de los incuestionables avances en materia de igualdad y libertad para las mujeres (avances que sin duda le debemos al movimiento feminista), hoy un siglo más tarde nos sorprendemos con una agenda feminista muy parecida a la de aquel entonces.

En este manifiesto, queremos refrescar la memoria a la ciudadanía y traer al presente parte de lo que se reivindicaba en el pasado para poder así hacer un poco de balance y tomar conciencia de que la igualdad es un espejismo, que ni de lejos esta alcanzada y que los derechos adquiridos por y para las mujeres en esta era del neoliberalismo más atroz, están constantemente en la cuerda floja.

Entre las reivindicaciones que exigía la Cruzada de Mujeres Españolas, se encontraban las siguientes:

1. Igualdad de derechos políticos. Y por tanto votar y ser votadas en las mismas condiciones que los hombres.

2.Igualdad de Derechos Civiles. Revisión del Código Civil en todos los artículos vejatorios para las mujeres y todos los artículos que se refieran al Poder Paternal.

Que sean derogadas las leyes que cierran a las mujeres carreras o empleos y les impiden llegar a los más altos puestos.  Investigación de la paternidad. Igualdad de derechos para los hijos y que desaparezca la calificación de hijos legítimos, naturales e ilegítimos.

3.Igualdad en el Código Penal. Que el flagrante delito de adulterio no sea atenuante para el varón que mata a su esposa. Abolición de la prostitución, porque su consentimiento produce degradación de las mujeres y envilecimiento de los hombres.

Es cierto que parte de estas reivindicaciones se han logrado plasmar en leyes y han permitido un avance en el reconocimiento de los derechos de las mujeres. Sin embargo, podemos afirmar sin equívoco que esta igualdad formal en muchos ámbitos no ha trascendido del papel y aún estamos batallando por una igualdad real y efectiva.

La política sigue capitaneada por hombres, siendo la brecha entre hombres y mujeres, en cuanto a representación, uno de los mayores lastres para la igualdad a nivel mundial. En el mundo las mujeres sólo suponen el 21.2% de todos los ministros y de 193 países, sólo 10 son presidentas.

En el ámbito laboral, la desigualdad sigue siendo escandalosa en nuestro país, tanto a nivel de desempleo como de acceso a los puestos más altos. Con 1,6 millones de mujeres con empleo menos que de hombres en 2020, situación que a todas luces se ha agravado con la Pandemia, siendo España líder europeo en paro femenino desde el pasado mes de agosto. Sólo en Sevilla el paro aumentó en 3.500 hombres y 8.200 mujeres.

La brecha salarial en términos generales se sitúa en un 21,87%, llegando a alcanzar en estos tiempos de Pandemia el 23,34% en los contratos indefinidos.

Los altos cargos siguen en manos de los hombres en la mayoría de las empresas e instituciones, en términos generales las mujeres representan el 34% de puestos directivos, porcentaje que disminuye notablemente según el sector, así por ejemplo esta presencia se reduce en compañías del Ibex 35 en las que sólo hay un 27% de mujeres dentro de sus consejos.

Si nos detenemos en el ámbito educativo, en las Reales Academias Españolas en 2020 las mujeres sólo representan el 13,3%. En Ingeniería o Veterinaria no llegan ni al 7% y a pesar de la feminización existente en Medicina apenas llegan al 7%. En el Consejo Económico y Social no llegan al 25%, bien es cierto que el acceso a la educación para las mujeres ha avanzado notablemente desde hace 100 años, sin embargo, la presencia de las mujeres en las carreras técnicas e ingenierías sigue siendo anecdótica y no se trata de una libre elección, sino de la educación restrictiva en los roles y estereotipos sexistas que sigue orientando a las niñas a los cuidados y el sostén de la vida en exclusiva.

Todo esto se debe a la permanencia del Contrato y la Política Sexual establecida desde siglos por el patriarcado y reforzada por el capitalismo neoliberal que imposibilita o limita considerablemente el acceso de las mujeres a la Política, la Economía y la Educación.

Si bien gracias al feminismo y su incansable labor, la violencia contra las mujeres se ha convertido en un asunto a eliminar, las leyes y la actuación política sigue siendo más que insuficiente. España registra más de 100 mujeres asesinadas anualmente por hombres, principalmente sus parejas o exparejas que también asesinan a sus propios hijos e hijas. Se registra una violación cada cinco horas; anualmente contamos con dos millones y medio de mujeres víctimas de violencia machista, y esto sólo es la punta del iceberg, porque muchas mujeres ni siquiera llegan a manifestar lo que están pasando en sus vidas…

Tenemos a jueces dando custodias a los maltratadores y a las mujeres sentenciadas a prisión por proteger a sus hijas e hijos. En Andalucía, hoy, a Juana Rivas.

Hace 100 años las feministas comenzaron su cruzada abolicionista, hoy asistirían perplejas al auge de la industria del sexo y la mercantilización del cuerpo de las mujeres y niñas, con un 40% de hombres españoles que han sido o son puteros habituales, enriqueciendo las arcas de una de las industrias más poderosas, mientras los gobiernos y políticos hacen la vista gorda y califican la mayor explotación de las mujeres como otro trabajo cualquiera, consistiendo éste, en ser violadas en la mayoría de los casos. Mujeres que no eligen libremente este destino, mujeres pobres, migrantes, mujeres fuertemente traumadas por violaciones y abusos, que son la mercancía para garantizar el disfrute y poder de los machos.

Hoy también asistirían perplejas al rearme del patriarcado en su versión progre y postmoderna. La pretensión de borrar a las mujeres mediante la ley trans, que ha llegado a ocupar la agenda del ministerio de igualdad, un ministerio pensado por y para las mujeres, para combatir la opresión que viven éstas por el hecho de serlo.

Por todo lo anterior, hoy, el Partido Feminista de España en Sevilla, exigimos:

. Acabar con todo tipo de violencia contra las mujeres, y la más urgente, el asesinato machista modificando la Ley de 2004 por su inoperancia e ineficacia.

. Abolición de la prostitución y todo tipo de explotación sexual. Porque trata a las mujeres como si de un trozo de carne se tratara.

. Prohibición del alquiler de vientres y de la pornografía. Porque no se pueden comprar criaturas como quien compra un coche. La pornografía enseña un tipo de sexo agresivo contra las mujeres simulando que eso les gusta, cuando lo que sí enseña es a la violación.

. Acabar con la argucia neoliberal cuir-trans-género en colegios y universidades, que pretende acabar con el feminismo y suplantar a las mujeres.

. Igualdad real de salarios y promoción a los cargos más elevados de las estructuras del poder: Económico, Académico y Político. para ello es imprescindible la abolición de los roles y estereotipos sexistas.

Partido Feminista de España
Sevilla 30 de mayo de 2021

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies