MANIFIESTO 15E – MOVILIZACIÓN FEMINISTA POR ANDALUCÍA – Partido Feminista de España

NUESTROS DERECHOS NO SE NEGOCIAN. 

NI UN PASO ATRÁS EN IGUALDAD Y DIVERSIDAD.

El movimiento feminista y las mujeres de Andalucía, desde nuestras diversidades, convocamos a la sociedad de nuestra tierra, de nuestro Estado, a que nos acompañen en las acciones que vamos a realizar el martes 15 de enero para denunciar este sistema patriarcal, capitalista y racista que día a día nos agrede, nos viola y nos asesina. Para denunciar la justicia patriarcal que sólo nos cree cuando somos asesinadas. Para reivindicar que seguimos siendo nosotras las que sostenemos la vida echándonos a nuestras espaldas el peso de los cuidados y las que realizamos los trabajos más precarizados.

Hoy nos movilizamos con motivo del debate de investidura que materializará el vergonzoso pacto de gobierno en Andalucía en el que se está negociando con nuestros derechos, usándolos como moneda de cambio y negando la incuestionable realidad de la violencia machista y racista.

La vigente ley de violencia de género es claramente insuficiente y así lo venimos denunciando. Hay mucho aún por mejorar. Pero no pueden, por mucho que mientan, negar la existencia de esta violencia patriarcal que nos asesina a las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. Esta violencia es la prueba más brutal de las múltiples desigualdades a las que estamos sometidas las mujeres. La Organización Mundial de la Salud estima que un 30% de las mujeres que han tenido una relación de pareja ha sufrido alguna forma de violencia, y un 38% de los asesinatos de mujeres en todo el mundo son cometidos por su pareja masculina. Cada 5 horas una mujer es violada en nuestro país. Mientras dichos violadores andan sueltos, la justicia patriarcal sigue culpabilizando a las mujeres, dejando sueltas a las “manadas” machistas. Pero  las mujeres no vamos a permitir que se dé ni un paso atrás. Ningún pacto de gobierno puede suponer eliminar los derechos que juntas y con tanto esfuerzo hemos conquistado.

Siguiendo las bases sentadas en el 8M, nuestra lucha seguirá siendo por un feminismo inclusivo, interseccional, antirracista, antifascista y anticapitalista. Porque somos conscientes de nuestras opresiones, no vamos a permitir ninguna otra.

Ni muertas ni heroínas, nos queremos vivas y libres, fundamentalmente sin miedo a movernos  libremente por nuestras ciudades o pueblos, por nuestras costas o montes, de noche o de día, asistiendo a ferias, haciendo deporte, trabajando en fábricas, en campos, en despachos, cocinando,  sirviendo copas, o haciendo encajes de bolillos, en bibliotecas o en discotecas,….

Somos muchas, somos payas, gitanas, migrantes, racializadas, lesbianas, trans… Somos diversas y no vamos a permitir que se nos someta a ningún tipo de explotación o criminalización. Defenderemos unidas, en sororidad, nuestros barrios y ciudades, diversas frente al discurso  neofascista del miedo, discurso machista, racista y clasista que nuevamente encontramos en auge. Desde la frontera sur nos damos las manos entre hermanas, autóctonas, migradas, refugiadas, gritando en común que ningún ser humano es ilegal.

Que quede claro: en Andalucía y en todo el territorio nos van a tener enfrente, organizadas. No permitiremos ni un paso atrás en los derechos y libertades de todas las mujeres, vengan de donde vengan. Hoy empieza estratégicamente en Andalucía, pero en unos meses esta amenaza de involución se puede hacer realidad en todo el país,  y unidas nos encontrarán.

 

Asociaciones feministas y de mujeres de toda Andalucía

#NiUnPasoAtrasEnIgualdadYDiversidad

#NoNegociamos