COMUNICADO DEL PARTIDO FEMINISTA DE ESPAÑA Y DE LA PLATAFORMA CONTRA LOS VIENTRES DE ALQUILER (ACVIAL), NOS OPONEMOS A LA CAMPAÑA PROVIENTRES DE ALQUILER DE LA ASOCIACIÓN “SON NUESTROS HIJOS” – Partido Feminista de España

Los vientres de alquiler, suponen un delito de trata de seres humanos y así lo recoge la actual legislación española (Ley 14/2006 de 26 de Mayo sobre técnicas de reproducción asistida LTRHA).Estamos ante otra forma más de explotación y cosificación de las mujeres, para satisfacer los deseos de paternidad/maternidad de familias adineradas, anteponiendo estos a los DDHH.

Legalizar esta práctica implica legalizar el mercadeo y la compra-venta de personas. A través de los vientres de alquiler, se perpetúa la explotación y control sexual de las mujeres. Supone graves secuelas para las mujeres tanto a nivel físico como psicológico, al tratarse de un proceso extremadamente invasivo y verse sometidas a un control total de sus cuerpos y vidas durante los meses de gestación. Promueve el tráfico y la trata de mujeres y menores de edad. Es un negocio muy lucrativo, que a lo largo y ancho del planeta está generando verdaderas fábricas de bebés, donde las mujeres son tratadas como ganado y confinadas como si estuvieran en granjas, para la gestación. Con esta práctica están proliferando las mafias especializadas y a su vez la gestación de niños y niñas, para la venta de órganos y la pornografía infantil. No podemos permitir que en España se legalice esta industria, donde al igual que ocurre con la prostitución las mujeres y los niños y niñas vuelven a ser  las víctimas directas, estando ante otra manifestación brutal de la violencia machista.

Ante esto, queremos manifestar y denunciar

  • Que se mantenga la prohibición de la llamada maternidad subrogada.
  • Los vientres de alquiler no dejan de ser una compra- venta de seres humanos.
  • Significa convertir el cuerpo de las mujeres en mercancía, una nueva forma de prostitución. Con esta práctica las mujeres somos cosificadas a tal extremo, que nuestros cuerpos tienen que servir de recipientes para satisfacer los deseos de paternidad/maternidad, de familias ricas, anteponiendo estos a los derechos humanos, la libertad de elección y la dignidad de las mujeres.
  • Se trata de una industria donde las mujeres y los hijos e hijas gestados son los productos, promoviendo el tráfico y trata para este fin.
  • En los últimos tiempos, las clínicas de gestación están creciendo por todo el mundo, principalmente en países pobres, como Nigeria, Turquía, La India, Pakistán, Rusia etc, clínicas donde las mujeres son confinadas durante 10 u 11 meses, como si fueran ganado.
  • No se puede hablar de libre elección, ni de altruismo y solidaridad cuando lo que hay detrás es la extrema pobreza y precariedad de las mujeres y una auténtica fábrica de bebés a la carta, que cuestan entre 50.000 y 200.000 euros (de los cuales solo 5000 euros son para las mujeres) y el maltrato continuado de miles de mujeres en todo el mundo.
  • Porque los vientres de Alquiler suponen un delito de TRATA de seres humanos, a través de una clara alianza entre el capital y el patriarcado.
  • Decimos Basta ya de explotación, basta ya de Violencia machista.

 

Por todo ello exigimos:

  1. Que la maternidad subrogada sea reconocida universalmente como una forma extrema de Violencia machista y por lo tanto no permitida.
  2. Que el Estado Y las Comunidades Autónomas incorporen en sus agendas políticas prioritariamente, la lucha y erradicación de esta forma de violencia hacia las mujeres, mediante el desarrollo de medidas legales para evitar su permisividad y medidas efectivas para la educación en igualdad.
  3. Desde el PFE y ACVIAL, pedimos que los ayuntamientos de Madrid y Barcelona, lugares donde se ha desarrollado la campaña, tomen medidas y retiren esta publicidad.
  4. Ada Colau, Manuela Carmena, como alcaldesas, representantes de estas dos ciudades, como mujeres, pedimos que tomen cartas en el tema para la retirada de esta campaña que denigra a la Mujeres y fomenta el comercio y la explotación de nuestros cuerpos.

Una campaña que promueve una práctica prohibida por ley en España.

  

¡¡BASTA YA DE PROMOVER LOS VIENTRES DE ALQUILER!!

¡¡BASTA YA DE COMERCIAR CON NUESTROS ÚTEROS!!

¡¡NO SOMOS VASIJAS!!