COMUNICADO DEL PARTIDO FEMINISTA DE ESPAÑA SOBRE EL FALLECIMIENTO DE JULIO ANGUITA – Partido Feminista de España

La Comisión Política del Partido Feminista de España tiene que mostrar su condolencia por el fallecimiento del dirigente comunista Julio Anguita el pasado sábado, 16 de mayo. Anguita es un ejemplo de lealtad a sus propios ideales, a la defensa de la clase trabajadora, del comunismo, del republicanismo y de la justicia social.

Julio Anguita se afilió al Partido Comunista en 1972, cuando todavía se mantenía la dictadura franquista. Fue miembro de su Comité Central y dos años más tarde ganó la Alcaldía de Córdoba en las elecciones Municipales de 1979, las primeras tras el fin de la dictadura.

Fue diputado del Parlamento andaluz en las dos primeras legislaturas y candidato a presidente de la Junta de Andalucía por la recién creada Izquierda Unida, coalición que consiguió 19  escaños. Fue candidato comunista a la Presidencia de Gobierno por primera vez en las elecciones 1986, año en que su formación pasó de 7 a  17 escaños.

En 1990 se hundió la Unión Soviética y con ella desaparecieron o se debilitaron casi todos los partidos comunistas de Europa occidental. Una ola de pesimismo recorrió la izquierda europea y muchos comenzaron a pensar que definirse comunista y defender programas de igualdad social se había convertido en un lastre que impedía ganar elecciones o, simplemente tener representación parlamentaria. La izquierda española no fue inmune a esa ola y surgieron voces que, desde dentro de Izquierda Unida, aconsejaban la transformación de la coalición en partido, con la consiguiente disolución del Partido Comunista. En el Congreso de 1991 Julio Anguita fue reelegido Secretario General y su postura defensora de la pervivencia del partido se impuso frente a la de quienes apoyaban su desaparición.

Aún habría de crecer más la representación de Izquierda Unida en el Congreso, pues en las Elecciones Generales de 1996 alcanzó el 10% de los votos, lo que se tradujo en 21 escaños, convirtiéndose así en la tercera fuerza parlamentaria, por detrás de PP y PSOE.

Tras sufrir dos infartos en un lapso de tres años, Julio Anguita fue retirándose primero de sus actividades parlamentarias y más tarde de sus responsabilidades en el partido Comunista y en Izquierda Unida. En octubre de 2000 fue relevado por Gaspar Llamazares y volvió a ocupar su plaza de profesor de Enseñanza Media en el Instituto Blas Infante. Camino similar había seguido años antes Gerardo Iglesias, ex Secretario General del PCE y ex Coordinador General de Izquierda Unida que, tras su abandono de la actividad política, regresó a su puesto de trabajo en la mina. Ambos son un ejemplo de rechazo a las “puertas giratorias” a las que tan acostumbrados nos tienen líderes políticos de diversas formaciones.

Descansen en paz sus restos mortales y permanezca en pie de guerra su espíritu de lucha contra la injusticia. El Partido Feminista de España lamenta su pérdida que lo es para la clase obrera y los defensores de la justicia y la democracia.

COMISIÓN POLÍTICA DEL PARTIDO FEMINISTA DE ESPAÑA.

Madrid, 18 mayo 2020.